Cuando la razón vence

octubre 13, 2011

20111013-031105.jpg

No importaba que hasta ese momento hubieran mantenido una banal conversación,un intercambio de lugares comunes,un simple gesto era suficiente para que se sintieran arder.
Que le ofreciera una cucharada de su plato bastó.
Ella la rechazó,él no insistió. El no debemos ganó al queremos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: