Alone together

septiembre 4, 2011

Prefería dormir en habitaciones separadas que compartir una cama llena de ausencias.

¿Cómo habían llegado a esa situación?, ¿cuándo dejaron de ser pareja para convertirse en compañeros de piso?, ¿en qué momento separaron sus almas y volvieron a ser dos en lugar de uno?.

¿Fue una palabra a destiempo lo que desencadenó todo?, ¿un orgullo mal entendido que impidió dar una caricia?, ¿una llamada que no llegó?…

No sabía cuál había sido la primera piedra del muro que ahora les separaba, ni quien de los dos la había puesto. Pero, después de diez años de convivencia, una noche se dio cuenta de que compartía casa con un desconocido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: