Simplemente se fue

Siempre fue una mujer guiada por sus impulsos por eso cuando Stephan le pidió que se fuera con él a París, simplemente lo hizo. No pensó lo que dejaba atrás en Nueva York ni que sólo lo conocía desde hacia dos días.
Dejó atrás las noches de vino y pastillas para dormir y los días marcados por la monotonía del trabajo-casa-trabajo. Simplemente se fue. ¿Qué podía perder?. Es cierto, estaba expuesta a volver a sufrir por volver a construir castillos en el aire pero necesitaba volver a sentir, sentirse viva de nuevo, conservar la alegría de la adrenalina de los comienzos, de las primeras miradas, de los primeros besos…

3 comentarios to “Simplemente se fue”

  1. María Luisa Says:

    Sísifo, empujando la piedra que, luego, vuelve a caer.

  2. Simplemente se fue | Princesas por derecho propio Says:

    […]   […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: