Cuando el “lo siento” es a destiempo…

No te creo, lo intento pero no puedo. Dices que has rectificado. ¿Y con eso me he de quedar?. No basta con pronunciar un “lo siento, me equivoqué” (y menos si ni siquiera es dicho,si no escrito) si es a destiempo. ¿De qué me sirven tus palabras ahora, cuando los años ya atenuaron el daño?.

Me pides que deje a un lado lo malo, que me quede con lo bueno. ¡Qué fácil lo ves!. Lo peor, ya lo aparqué pero lo mejor, también lo dejé a un lado. No me pidas que recuerde lo vivido junto a ti como si nada hubiera pasado, como si el daño no me hubiera marcado…

Crees que con recordarlo, volveré a rendirme a tus pies, que olvidaré tu cobardía.
Te gustaba jugar con fuego, de eso me acuerdo, pero no afrontar la quemadura, eso también lo recuerdo. No es rencor, es indiferencia lo que siento,me dejas fría. No confío en ti, lo hice y cuando al precipicio ella me quiso tirar, tú no te atreviste a extenderme tus brazos.

(In memoriam de Amanda y de los momentos que nunca volverán).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: