Abriendo los ojos frente al mar de Sonderborg

Tanto tiempo perdido, se había acostumbrado a vivir en una mezcla,a partes no proporcionales,de melancolía y tristeza.
Paseaba por la vida mostrando su cara más apática.Sonreía, pero no con los ojos.
Se dejó llevar hasta encontrarse en un cruce de caminos:el querido o el debido. Cerró los ojos y comenzó a viajar rumbo al destino decidido. Recorrió las distintas estaciones, los compañeros de viaje, las despedidas, los reencuentros, las sopresas…
Sería un viaje sin retorno y sin arrepentimientos porque era el viaje por el que había decidido apostar.Abrió los ojos, esta vez sonreían.

Etiquetas:

3 comentarios to “Abriendo los ojos frente al mar de Sonderborg”

  1. Vincenzo Says:

    Hay que cerrar los ojos y dejarse llevar, sin dejar nunca de aprender, compartir, querer. Vivir, en definitiva.

    Muy bonito, artista

  2. Rebeca Says:

    El dolor y la felicidad; la alegría y la tristeza; la angustia y la esperanza… en definitiva, de todo esto y mucho más se trata vivir.
    Hay que aprender a cómo sobrellevar los malos momentos, y sobre todo, a disfrutar de los buenos. Siempre mirando hacia adelante. Y sonreir, es una buena manera de hacerlo.

    Tienes uno de los fondos más lindos que se han cruzado por mi vida.

  3. Vanessa Says:

    Desde luego rememorar los momentos vividos trae esa sonrisa melancólica a los ojos que nos hace feliz por un espacio corto de tiempo.

    Me gusta tu forma de decirlo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: