Copenhague sin sirena

Cuando comentas con alguien que has estado en Copenhagen, siempre te preguntan si has visto a la Sirenita, si te ha gustado…
Tras su macha a Shangai para ser exhibida en el stand de Dinamarca de la Expo, las preguntas sobre el que se considera símbolo del país, ya no tienen sentido.

Ahora todo aquel que se acerque al Parque Langelinie buscándola, se encontrará con esto: un paisaje portuario, marcado por grúas y fábricas con el hueco dejado por esta estatua de 1,25 metros de altura y 175 kilogamos de peso.

Por el momento, los visitantes, y daneses nostálgicos, nos tendremos que conformar con esta réplica de la estatua que esculpió Edvard Erichsen.
Es en el Tívoli, el parque de atracciones de la ciudad, dónde podemos fotografiar al personaje de H.C..Andersen.

Será esta réplica la que nos evoque los cantos de sirenas que según las leyendas embrujaban a los hombres del mar.
Son ellas las que nos cuentan que en Copenhague un pescador quedó cautivado por los cantos de una bella sirena. Una sirena que renunció a su inmortalidad a cambio de poseer el aspecto de una mujer.
De esta forma, podría mantener el amor de su príncipe.
Una leyenda que se fue transmitiéndo de generación en generación hasta que el escritor danés escribió en 1837 el cuento de La Sirenita tal y como hoy lo conocemos.

(http://lta.reuters.com/article/entertainmentNews/idLTASIE62P08T20100326l)

Etiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: